dirigible

Los dirigibles parecen ser poco utilizados a nivel mundial, como si de una mala opción se tratase. Sin embargo, es todo lo contrario, ya que este medio de transporte aéreo posee múltiples ventajas, entre ellas que son menos contaminantes que los aviones, con estadísticas que revelan una disminución de hasta el 90%. 

¿Qué son los dirigibles?

Se trata de un vehículo aéreo que funciona por medio de un aeróstato propulsado, y se maneja de forma similar a una aeronave. Este se fundamenta en un gran depósito que contiene un gas de menor densidad que el aire, el cual en principio fue hidrogeno pero luego se empezó a trabajar con helio.

Fue desarrollado a principios del siglo pasado y se posicionó como el primer vehículo aéreo capaz de ser controlado en largas distancias, su mayor auge comercial ocurrió entre 1900 y 1930. No obstante, hoy en día no se utilizan como medio de transporte, ni de pasajeros ni de mercancías, sino con otros fines complementarios.

Futuro de los dirigibles

Según diferentes autores la recuperación de los dirigibles está más cerca de lo que piensas, ya que situaciones como el cambio climático y el calentamiento global, presionan para derivar alternativas menos contaminantes, punto en el que los dirigibles destacan sobre los aviones, quienes actualmente dominan la escena comercial.

Por ello, diferentes empresas apuestan por estas aeronaves, exponiendo que son capaces de utilizar sólo el 8% del combustible usado por un avión comercial, además pueden trabajar con motores solares y no requieren de pistas de aterrizaje. Del mismo modo, se busca crear dirigibles de grandes dimensiones para así transportar cientos de toneladas.

Entre sus ventajas se encuentra el bajo consumo energético, que no requieren de gran infraestructura para elevarse o descender en el aire, y su vida útil que puede llegar hasta 40 años, pero también poseen desventajas, entre ellas una menor velocidad que los aviones comerciales.